Eficiencia energética

Ahorro

Más de 13 millones de viviendas pre-existentes (55% del parque edificatorio) no disponen de ningún requisito de ahorro de energía, y conforman edificios con una acusada pobreza energética.

Solo con sistemas pasivos como el aislamiento térmico se consigue un ahorro en calefacción muy elevado, hasta el 60%.

En función de las características del inmueble te ofrecemos diferentes soluciones para que consigas ese ahorro y además mejores tu calidad de vida.

Confort

La sensación de confort térmico en el hogar depende de dos factores: la humedad y la temperatura.

La temperatura ideal de una una vivienda está entre los 21º y 25º con una humedad de entre el 35% y el 65%.

Una vivienda energéticamente eficiente apenas requiere de aire acondicionado o calefacción ya que la temperatura tanto en invierno como en verano se mantiene en valores muy estables.

La humedad del interior de la vivienda está directamente relacionada con la ventilación. En obras de rehabilitación donde se utilizan sistemas pasivos como la colocación de aislamiento térmico o nuevas carpinterías es necesario hacer una ventilación natural, a través de las ventanas, con el fin de no tener un exceso de humedad donde pueden proliferar ácaros, hongos y bacterias.

La mejor forma de tener unas condiciones optimas de humedad y renovación de aire es  utilizando sistemas activos como los recuperadores de calor que además aumentan el ahorro y la eficiencia energética.

¿Quieres confort y ahorro?
Te ayudamos

Revalorización

Las viviendas más eficientes desde el punto de vista energético tienen un precio mayor en el mercado, con incrementos de entre el 5% y el 23% dependiendo de la zona climática y alcance de la obra.

Además conlleva una disminución de los costes de energía. Si a esto le sumamos el valor que puede adquirir el inmueble si se reforma el interior, conseguimos resultados muy atractivos para la puesta en venta o alquiler.

Aislamiento térmico

El aislamiento térmico de los edificios influye de forma directa en el nivel de eficiencia energética del inmueble. Estos materiales se caracterizan por tener la capacidad de controlar la transmisión de calor del exterior del edificio al interior y viceversa.

En España el 55% de los edificios existentes no disponen de ningún requisito de ahorro de energía, sin aislamiento térmico no solo tenemos un consumo muy elevado en calefacción y refrigeración sino que también pueden aparecer condensaciones en el interior de la vivienda. En todo caso la colocación de estos materiales nos garantizan un confort térmico  además de un ahorro económico, haciendo desaparecer las condensaciones y filtraciones de aire de forma permanente.

Cuando se acometen obras de eficiencia energética se aconseja aislar tanto las fachadas como las cubiertas, ya que las se producen pérdidas en toda la envolvente del edificio. Por lo general la colocación del aislamiento se realiza por el exterior del edificio. En función de la zona climática y las necesidades de la fachada y cubierta los espesores de aislamiento oscilan entre los 8 y 20 cm.

Materiales

Fachadas ventiladas:

Este sistema está compuesto de un muro principal que funciona de soporte, en rehabilitación se corresponde con la fachada existente. Sobre este muro de soporte se coloca el aislamiento térmico, anclado o proyectado. El revestimiento final se ancla a la fachada (muro o forjado) mediante una subestructura metálica. Entre el aislamiento y el revestimiento se deja una cámara de aire para conseguir una ventilación que mantenga seco el aislamiento y evacúe el aire caliente en verano.

Entre los acabados para el revestimiento podemos destacar los paneles cerámicos, de piedra, madera, composite y fenólicos, entre otros.
Es uno de los sistemas más eficaces en obras de eficiencia energética, de altas prestaciones y no requiere labores de limpieza o mantenimiento.

Elimina puentes térmicos, condensaciones y filtraciones de aire.

SATE (Sistema de Aislamiento Térmico por el Exterior): 

Es una de las opciones más económicas, con una resistencia térmica superior a 1 m2.K/W.

Estos sistemas eliminan los puentes térmicos en forjados, pilares y cajas de persianas.

Evitan la aparición de condensaciones y se caracterizan por ser impermeables al agua de lluvia y permeables al vapor de agua. Se consigue un resultado de altas prestaciones sin reducir el espacio interior del inmueble. La estética exterior del edifico mejora sustancialmente y se consigue una importante revalorización. El acabado de este sistema es acrílico por lo que se requiere labores de mantenimiento y limpieza.

Instalaciones

El recuperador de calor es un equipo que introduce el aire limpio del exterior y extrae el aire viciado del interior.

En este intercambio el calor del aire interior es cedido al aire renovado del exterior. De esta forma no se pierde calor en la ventilación, consiguiendo una eficiencia energética optima.

¿Quieres confort y ahorro?
Te ayudamos

¿Necesitas ayuda?

Déjanos tus comentarios y tus datos, un asesor se pondrá en contacto contigo lo antes posible

Contactanos



Responsable del tratamiento: Grupo Rehabitat Dirección del responsable: C/ Juan Padilla, 11 – Oficinas, Burgos – España | Sus datos serán usados para poder atender sus solicitudes y prestarle nuestros servicios. Solo le enviaremos publicidad con su autorización previa, que podrá facilitarnos mediante la casilla correspondiente establecida al efecto. Únicamente trataremos sus datos con su consentimiento previo, que podrá facilitarnos mediante la casilla correspondiente establecida al efecto. Con carácter general, sólo el personal de nuestra entidad que esté debidamente autorizado podrá tener conocimiento de la información que le pedimos. Tiene derecho a saber qué información tenemos sobre usted, corregirla y eliminarla, tal y como se explica en la información adicional disponible en nuestra página web. Más información en el apartado Política de privacidad de nuestra página web.