Construcción

Como planificar la construcción de una casa de obra nueva

By abril 8, 2020 No Comments
planificar construccion obra nueva

La construcción de una vivienda comienza mucho antes de poner la primera piedra. Antes de dar ese paso, será necesario tomar una serie de decisiones que resultarán determinantes para el resultado final, así como solicitar varias licencias, permisos y otros trámites legales.

En primer lugar habrá que elegir una parcela o terreno. No sirve uno cualquiera, ya que tendrá que cumplir unos mínimos legales, por ejemplo conocer si habrá acceso a los servicios básicos de la vivienda, como el agua o la luz.

Además, habrá que realizar estudios del terreno de la mano de un topógrafo. Un plano topográfico y un estudio geotécnico supondrán un gasto de más de 1.000 euros, pero sentarán una buena base para la futura vivienda.

El arquitecto será el profesional que se encargue de realizar los planos del proyecto. Su trabajo será fundamental, ya que será la hoja de ruta que se debe seguir durante toda la obra. Solo así se conseguirá que el resultado sea el deseado, desde el comienzo, por el propietario.

También realizará, con la ayuda de otros profesionales, el proyecto de ejecución de la obra. Asimismo, el arquitecto suele ser el encargado de gestionar algunos de las primeras licencias necesarias para comenzar a construir.

Manos a la obra

Una vez se comience la obra será, generalmente, un aparejador el que lleve el control de la misma y supervise que todo marcha de forma correcta. Él será, por tanto, el que dé las indicaciones pertinentes al profesional de construcción o empresa que se haya elegido para llevar a cabo la construcción de la casa.

Los honorarios del arquitecto y aparejador van a depender del precio que estos profesionales quieran poner a su trabajo, pero conviene recordar que también habrá que pagar los trámites necesarios referentes a las licencias pertinentes. Estos permisos supondrán un gasto que puede hasta superar un 7% del total del presupuesto de ejecución, ya que tan solo la licencia urbanística puede suponer entre un 1% y 2% del mismo.

La empresa de reformas y construcción

Respecto a la empresa constructora, se aconseja que antes de comenzar la obra, el propietario tenga una copia escrita de los plazos y precios acordados. De esta forma se evitarán futuros problemas.

Los servicios de decoración e interiorismo, así como los profesionales que realicen una limpieza a fondo en cuanto se termine la obra, son otro de los pasos clave. Estos serán los que “vestirán” la vivienda para que quede a gusto del propietario. Lo ideal es que el arquitecto o estudio de arquitectura se implique en el diseño del interior, incluyendo la elección del mobiliario. Generalmente es algo que no se hace y es determinante para conseguir un diseño óptimo. En Grupo Rehabitat puedes contar no solo con el diseño arquitectónico sino también con el de interiorismo.

Antes de entrar a vivir también se deberá tramitar el alta los suministros que permitan habitar la vivienda, paso imprescindible para poder incluirla en el Registro de la Propiedad. Aunque se trata de básicos como agua, gas o luz, es probable que suponga un desembolso de casi 1.000 euros.

Gastos añadidos en el caso de solicitar hipoteca

Vaya por delante que la construcción de una vivienda bajo los pasos dados es la forma más económica de contar con una residencia particular. Una constructora añadirá costes comerciales, de marketing, de representación,… Otro tipo de cuestiones que encarecen la obra, en comparación con las acciones descritas para hacerlo por nuestra cuenta. Bien es cierto que se requiere de una inversión. Sin embargo, la hipoteca sería un elemento al que también nos enfrentaríamos en la compra de una vivienda nueva, con lo que esto no lo encarecerá.

Deja una respuesta