Interiorismo

La importancia del diseño de interiores para diferenciarse de la competencia

By noviembre 20, 2019 noviembre 29th, 2019 No Comments
interiorismo negocios hosteleria

Cualquier empresario o emprendedor tiene como prioridad en su negocio la fidelización de los clientes. Entre los métodos más comunes para conseguirlo encontramos las ofertas para fomentar la recurrencia o las tarjetas de fidelización. Incluso metodologías digitales, como las newsletter o emailing. Siendo todas ellas perfectamente válidas, a veces olvidamos que ciertas acciones ‘de toda la vida’ pueden tener un efecto mucho mayor. ¿Qué tal si potencias tu propia seña de identidad en tu establecimiento? ¿Dar fuerza y prevalencia a tus valores en tu propio establecimiento o local? 

A pesar del avance del mundo online, existen negocios en donde el eje central de su actividad sigue siendo presencial. Nos referimos a establecimientos de hostelería y negocios relacionados, en general, con el ámbito del turismo y la restauración.  Para ellos, cuidar la marca y valores en sus propios locales o instalaciones es una oportunidad más de generar negocio. Crear el logo es el inicio de una actividad empresarial. Pero es sólo el principio. La zona física en donde contactarás con tus clientes será una extensión de los valores que te definen. De los valores que son capaces de impactar en tu público objetivo. 

Elementos esenciales a cuidar

Todos los elementos decorativos de un negocio deben estar armonizados, con la finalidad de crear una experiencia sensorial única. Los materiales, el color o la iluminación son algunos de los puntos fuertes del diseño. Sin embargo, existen otros elementos que ayudan a crear cohesión y una buena imagen de marca. Prestar especial atención a las paredes y los techos. Estos elementos son una oportunidad. Deben ir acorde a la filosofía de la empresa. Los materiales, texturas y colores nos ayudan a crear un espacio único que se ajuste a la filosofía del lugar. Que faciliten que los clientes se sientan cómodos. Esta elección afectará de manera directa a la sensación que tenga el cliente.

Si, por ejemplo, tenemos un hotel rural, el diseño en madera o imitación de madera proporciona coherencia. Jugar con la combinación de colores y texturas puede provocar diferentes emociones en el cliente. La marca interior es tan importante y puede afectar directamente a la experiencia de los visitantes, creando sensaciones positivas. Estamos fidelizando. Consiguiendo la satisfacción de un cliente que opinará favorablemente en redes sociales, por poner un ejemplo. Lo que nos permitirá, a su vez, obtener una publicidad sana y positiva para nuestro negocio. En definitiva, más oportunidades de conseguir nuevos clientes. 

Motivos para invertir en la marca interior

Si todos los elementos del marketing son coherentes, ¿no debe serlo también la imagen interior del negocio? Antes de comenzar a crearla, es preciso pensar bien el tipo de producto que se comercializa. Debe usarse como un refuerzo de la cultura y el espíritu de la empresa y, por tanto, ir siempre en consonancia con los principios de la misma. Tiene que proporcionar una imagen coherente y cohesionada.

Apoyarse en la marca interior para hacer un fortalecimiento del negocio. Si, a simple vista, quedan claros cuáles son los principios de la empresa, atraerás a personas que tengan intereses reales similares y, por tanto, estarás apostando por su fidelización. Se crea una unión basada en la identidad.

Si, por ejemplo, se tratase de una empresa de productos reciclados, vender agua en botellas de plástico haría saltar las alarmas de los clientes. Sería mucho más respetuoso con el medio ambiente contar con grifos de agua o proporcionar la opción de consumir agua en envases de cartón.

Si tratas de hacer estrategias de marketing coherentes, la marca interior también debe serlo. Del mismo modo que confieres importancia al producto, debes mostrar que te preocupas también por el aspecto del negocio.

Marca interior en hostelería y restauración

Igual que sucede en el comercio minorista, es esencial que los hoteles y restaurantes presten atención a su marca interior y utilizar la misma como aspecto diferenciador de la competencia. El interior del lugar debe dar sensación de hospitalidad y siempre ir en consonancia con el diseño. La combinación de ambas sensaciones puede ser el punto diferenciador que haga decantarse a un cliente por volver o no.

Tener un interiorismo cuidado y de calidad es un método de fidelización eficaz y bastante olvidado. En restauración, por ejemplo, el diseño, el color y el letrero o logotipo deben ir acorde al tipo de cocina que estamos proporcionando. La situación es la siguiente: ¿la imagen interior representa la imagen de la marca? Debe ser un complemento al estilo corporativo. Por tanto, es esencial invertir en ella, agregando valor y mostrando una conexión con el resto del producto.

En definitiva, tanto si vas a iniciar un nuevo negocio en el ámbito de la restauración y hostelería, como si ya cuentas con uno, es necesario que realices una evaluación sincera. Que te preguntes si lo que esperas transmitir con tu local será realmente percibido por el usuario. Para obtener información imparcial al respecto puedes utilizar encuestas anónimas en tu establecimiento. También puedes hacer un seguimiento de las opiniones online que se vierten en Internet y redes sociales sobre tu negocio. Contrástalas con lo que realmente esperas que perciban tus potenciales clientes. Si no es lo que esperabas, es el momento de iniciar una acción para rehabilitar y modificar el interior de tu negocio. Debes alinear tu imagen interior con tu valor diferencial. Aquel que te ayudará realmente a destacar frente a tu competencia, ofrecer algo distinto, y generar una clientela recurrente. En la tipología de negocio descrita, resulta algo fundamental y clave que no puedes descuidar. 

Leave a Reply