Skip to main content
ConstrucciónEficiencia Energética

Passive Houses, las casas con gran eficiencia energética

By febrero 4, 2022febrero 15th, 2022No Comments

¿Qué es una Passive House?

El término “Passive House” se originó en Alemania durante los años 80 y defiende la construcción de casas con consumo bajo o casi nulo. Lo que garantiza una mejor simbiosis con el medio ambiente y en términos económicos un ahorro en las facturas a final de mes.

Aunque este modelo de construcción arquitectónico se asocia principalmente a la construcción de obra nueva, está siendo utilizado también para rehabilitación de edificios existentes. Estas viviendas cuentan con grandes aislamientos térmicos en la fachada y cubierta. Las ventanas cuentan con rotura de puente térmico y los vidrios son triples o cuádruples. En ocasiones con gases tipo Argón en sus cámaras para asegurar una mayor eficiencia energética.

No olvidemos que el aislamiento en una Passive House lo conseguimos con el aire ocluido. Por este motivo se utilizan aislamientos con sistemas tipo SATE donde el aislante es comúnmente conocido como Porexpán o Corchopán, su nombre real, Poliestireno Expandido. Existen otros aislamientos como la lana de roca, cuyo objetivo es el mismo, conseguir ocluir el aire, que funciona como aislamiento. Para entenderlo mejor podemos imaginarnos un abrigo relleno de plumas y plumón. Lo que nos abriga es todo el aire que consigue retener.

Además del aislamiento son fundamentales otros aspectos como la ventilación y la recuperación del calor. Para ello se utilizan sistemas de ventilación mecánica con recuperación de calor, renovando el oxígeno de la vivienda sin perder le calor.

A esto podemos sumarle la generación de calor, con sistemas de todo tipo. Uno de nuestros favoritos es la aerotermia alimentada con paneles fotovoltaicos. De esta forma podemos conseguir tener un suelo radiante/refrescante ya sea en obra nueva, reforma o rehabilitación y la producción de agua caliente sanitaria, todo en uno. Calefacción, refrigeración y consumo de agua.   

Características

Dentro de una vivienda pasiva no son necesarios los mecanismos de refrigeración, ni calefacciones habituales. Durante todo el año mantiene una temperatura interna confortable, en torno a 20ºC, 21ºC .

Las construcciones “pasivas” no hacen esfuerzos energéticos de ningún tipo, como podría ser recurrir a los combustibles fósiles para producir y crear una temperatura ambiente confortable para el usuario del edificio.

Uno de los motivos por los que una casa pasiva requiere menos consumo en calefacción es el hecho de diseñarse conforme a la orientación correcta. Parece una obviedad, pero es el primer factor determinante, y generalmente es un detalle que en la construcción tradicional puede no tenerse en cuenta. Esto se debe a la mala praxis del arquitecto debido a un desconocimiento en la materia, donde se antepone el diseño o soluciones baratas que terminan siendo las más caras. Una arquitectura que se adapta a la región donde se construye es una arquitectura que contribuye a ser bioclimática, reduciendo los impactos ambientales y el consumo.

La hermeticidad y la estanqueidad es un factor determinante si queremos obtener nuestro certificado Passive House, esto se consigue sellando con cintas las juntas que se generen en el proceso constructivo de la casa. Encuentros con ventanas, tuberías, conductos de extracción de aire, etc. El examen Blower Door nos dirá si hemos cumplido con los requisitos. Este examen consiste en introducir un ventilador que mide la presión del interior de la casa. El objetivo es conseguir que exista una diferencia de 50 pascales entre el interior y el exterior.

El diseño característico de esta construcción pretende eliminar un fenómeno llamado puente térmico. Sucede cuando la temperatura de un material se transfiere a otra mediante contacto físico, como una habitación que se siente fría en invierno porque la viga de acero que apoya el piso toca el ladrillo congelado en la fachada. Por esta misma razón el edificio debe contar con un sellado térmico en el interior del espacio, así las temperaturas internas de la casa son más estables por defecto.

Requisitos

La iPHA, Internacional Passive House Association, es quien se encarga de garantizar los límites y requisitos que las Passive House deben seguir para poder serlo.

Un consumo para calefacción en 15 kWh/(m²a) (energía que duplica para la refrigeración), y 120 kWh anual para el uso doméstico (agua caliente, plancha, microondas, nevera, televisión. El uso de energía primaria convencional no debe exceder 120 kWh / (m²a), pero en el futuro es el suministro de energía renovable (PER) con no más de 60 kWh / (m²a). Las casas pasivas deben ser herméticas, con las tasas de cambio de aire limitadas a n 50 = 0.6 / h.

Parámetros de medida para construir una casa energéticamente eficiente

Cada vivienda depende de la zona del mundo donde vaya a construirse, lo que requiere un estudio de varios parámetros como:

  1. El emplazamiento ideal: Una zona cálida será aquel con sombras naturales y en una zona fría será uno con bastante sol.
  2. La orientación: Ya que no siempre se puede construir en el emplazamiento perfecto es importante ubicarlo de la mejor manera posible. Por ejemplo, una vivienda en una zona templada se beneficiará de tener una cara sur y otra norte porque podremos calentar la vivienda ayudados por el sol bajo de invierno y ventilar en verano.
  3. La envolvente, que se calcula en función de lo que el emplazamiento o la orientación no han podido resolver. Como norma, se necesita un equilibrio entre cuánta energía guardan las paredes (masa térmica) y cómo de efectivo es el aislamiento. Este equilibrio varía con factores como la latitud.

Ejemplos de Passive House

La teoría está muy bien, pero una buena idea con un proceso tan especifico se merece algunos buenos ejemplos. Estos son algunas de las casas pasivas que más nos gustan.

Passive House Oijen: Ariens Architects & Engineers diseñó esta impresionante casa unifamiliar pasiva en la campiña holandesa. La casa cuenta con un soleado porche acristalado, un estanque y una casa de baños. El lado orientado al sur de la casa es el que tiene más ventanas y los paneles solares fotovoltaicos, y es también donde se encuentran los dormitorios y las salas de estar. El lado más inclinado, orientado al norte, está formado principalmente por zonas de almacenamiento.

La Cúpula Halo: Situada en Genglou (China), la Cúpula Halo fue construida por Simon Law Anthill Constructions. El cliente, el diseñador de muebles británico Timothy Oulton, quería crear un espacio para que los diseñadores de la marca pudieran visitarlo y comunicarse en el centro de un complejo de fábricas y campus repleto de dormitorios residenciales, zonas ajardinadas y huertos de producción de alimentos. La cúpula se construyó con madera sostenible y según las normas de las casas pasivas, utilizando un suelo de piedra aislado como disipador de calor, e iluminación LED para mantener la demanda de electricidad extremadamente baja.

Kolon E+Green House Korea: Unsangdong Architects se asoció con el Instituto Tecnológico de Kolon para crear este prototipo de casa pasiva único y sorprendente, el primero de Corea. Las características del diseño experimental incluyen matrices solares, turbinas eólicas, bombas de calor geotérmicas y recogida de agua de lluvia del enorme tejado verde.

Demo