Construcción

¿Por qué apostar por una casa prefabricada de hormigón?

By abril 29, 2020 No Comments

Los tiempos están cambiando para todo y el mercado inmobiliario no es una excepción. En ese contexto intervienen variables como la calidad, la rapidez o el precio. De ahí nos surgen cuestiones como si puedo encontrar una casa de calidad a un buen precio o si se puede construir rápido para poder disfrutar de ella lo antes posible, o si se puede personalizar para que atienda a todos nuestros gustos y nuestras expectativas.

Es aquí donde surge una respuesta con cada vez más adeptos: las casas prefabricadas y, más concretamente, las que se fundamentan en su construcción en un material como es el hormigón.

¿Qué es una casa prefabricada?

Rompamos estereotipos y dejemos de pensar que una casa prefabricada es sinónimo de mala calidad. Este tipo de construcciones cada vez tiene más importancia en países como Estados Unidos o Canadá, además de algunos del norte de Europa y se fundamentan en la fabricación de grandes bloques de hormigón arquitectónico, es decir, con estructuras definidas, que conforman una serie de módulos con los que se irán conformando las diferentes estancias de la vivienda.

De esta manera, podemos crear una casa muy personalizada, con todo lo que nosotros necesitemos y con un aspecto moderno y diferenciado de lo habitual, porque al poder hacerlo de esta manera, las posibilidades son infinitas.

¿Por qué una vivienda de este tipo?

Son muchas las ventajas que nos puede ofrecer una vivienda de estas características, aunque la principal quizás sea la rapidez en la construcción lo que genera un ahorro importante de costes que a la larga nos beneficiarán y nos convencerán por el increíble ratio calidad-precio. Otras opciones que pueden servir para convencernos, como ya comentábamos antes, es la posibilidad de personalización que nos ofrecen estos módulos, tanto a la hora de colocarlos, como de generar un aspecto más nuestro, que se identifique más con nosotros.

El precio, en este caso, que es quizás el principal reclamo para los que optan por las casas prefabricadas de hormigón puede oscilar entre los 1.100 y los 1.300 euros por metro cuadrado para casas estandarizadas o a medida, respectivamente, incluyendo en estas cantidades variables como los proyectos de arquitectura, la cimentación, el forjado sanitario, la dirección de obra o los acabados e instalaciones.

Ventajas de una casa prefabricada de hormigón

Para resumir las principales ventajas que nos ofrecen las casas prefabricadas de hormigón a la hora de decidirnos por ellas podemos encontrar:

  • Son muy resistentes gracias al uso de un material tan sólido y firme como es el hormigón, lo que nos beneficiará también en su mantenimiento posterior. En este sentido, hacen también de nuestra vivienda un lugar más seguro, ya que destaca por su resistencia al fuego, por ser un buen aislante acústico, por su gran solidez y ahorro energético por la inercia térmica.
  • Hablábamos del precio como un gran reclamo y es aquí donde se incluye otra de esas ventajas de las que ya hablábamos, la rapidez en los procesos de obra, ya que, según los expertos, este tipo de viviendas suponen un 70% menos de tiempo a la hora de construirlas.
  • El ahorro energético también es un punto favorable en la balanza, una característica de este tipo de construcciones que va siendo más palpable con el paso del tiempo, ya que lo iremos viendo mes tras mes en nuestras facturas.
  • La personalización, de la que también hablábamos es otra de las grandes ventajas que nos aporta el uso de este tipo de material y del uso de módulos para completar las diferentes estancias. Estas construcciones se pueden adaptar mejor a nuestros gustos y necesidades, además de a nuestro bolsillo.
  • Dentro de este último punto, pero también fuera de él, podemos destacar que este tipo de estructuras, también nos permiten dar mayor amplitud al conjunto de la vivienda y nos evita, por ejemplo, el uso de pilares, tan molestos en las construcciones tradicionales.
  • Los trámites para llevar a cabo su legalización de este tipo de viviendas son mucho más sencillos que los que hay que realizar en las viviendas tradicionales.

Debemos sopesar todas las posibilidades, pero, sin duda, son una buena apuesta a la hora de pensar en un nuevo hogar.

 

Deja una respuesta